La Fatarella, el municipio de donde hemos crecido, tiene unas calles irregulares que presentan un elemento arquitectónico característico: los perches, que son tramos de calles cubiertos mediante envigados y arcadas de piedra que unen varias casas. Recorriendo las calles conoceremos mejor el pueblo y parte de su historia.

Durante el siglo XVII el crecimiento de la población obligó a construir fuera de este núcleo cerrado, lo que configuró el pueblo actual. Hoy en día aún podemos ver los vestigios de estas murallas y podemos deducir la ubicación de los portales de acceso al recinto amurallado, de los que sólo se conserva uno.

Aunque el origen medieval de la población, parece ser que los inicios del poblamiento de la Fatarella provienen de una torre de vigilancia musulmana. Esta se encontraba en el lugar donde actualmente se encuentra la capilla de la Virgen de la Misericordia, y de su nombre árabe “fatorella” podría derivar el nombre de la población, aunque hay otras teorías etimológicas. De restos de la torre no quedan, pero al subir al mirador de la Terra Alta comprobaremos la magnífica vista panorámica que se divisa desde este lugar, y del alcance del control del territorio que desde allí se realizaba.


Continuamos con una ruta que transcurre por algunos de los lugares donde se desarrolló la Batalla del Ebro. La iniciaremos con la visita del Espacio Histórico de las Devees , donde el Consorcio Memorial de los Espacios de la Batalla del Ebro ( COMEBE ) ha recuperado las trincheras que existían, con la instalación de paneles que facilitan la interpretación de este espacio en el marco de la batalla.

Después continuaremos por el camino de los Montagudells , antiguamente usado por fatarellencs para ir a Ascó y Mora , bien con animales de carga , bien en carro. El camino nos adentra en un paisaje de densos pinares de pino blanco que llenan la sierra de La Fatarella , llevándonos hasta la llanura de las Camposines , salvando un buen desnivel y disfrutando de una magnífica vista panorámica.

En medio del paisaje agrícola llegamos a la ermita de San Bartomeu, del S. XIII. En su borde está el Memorial de las Camposines , lugar habilitado por el COMEBE para rendir homenaje a todos los que participaron en la Batalla del Ebro, y honrar los restos de las víctimas mortales encuentros por todo el territorio, con la creación de una osario .


El itinerario continúa recorriendo el valle y nos muestra un paisaje humanizado configurado a través del aprovechamiento del agua que transcurre. De esta manera nos encontramos con fuentes , huertas , sistemas de riego y molinos que funcionaban aprovechando la fuerza del agua.

Al dejar el valle , se sube hacia la Sierra de los Valencianos , donde encontramos , primero, el Mirador de la Ribera del Ebro y , un poco más adelante , el de Aragón. La huella del hombre es evidente en todo el recorrido por las construcciones hechas con piedra en seco.


Acabaremos la ruta en el parque de la Capilla de la Virgen de la Misericordia , también conocido como Mirador de la Terra Alta.

Tiempo del la actividad 5h

Contacta y recibe más información escribiendo – a riusdor@riusdor.com

Agradecemos al fotógrafo Francisco José Perales por las magníficas fotografías. Puede visitar su página en Facebook Perales Fotografía

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com

AVIS LEGAL  |  CONDICIONS DE COMPRA  |  POLÍTICA DE COOKIES